Blog – Camino a las Granes Ligas

General

Release Point

¿Dónde soltar la bola?

Cuando ves la forma en que los pitchers lanzan la bola, las preguntas que siempre surgen son:

A esa mecánica si se le ajustara “esto” ¿podrá mejorar?

Con esa mecánica lanzará duro, pero, ¿se irá a lesionar?

¿Será que esa mecánica no lo deja mejorar?

¿Cómo le enseño un nuevo ángulo de lanzamiento?

Eric Cressey colocó la siguiente información “La mecánica es una de las partes más importantes del lanzamiento, pero históricamente ha sido uno de los temas más difíciles de estudiar con grandes muestras de datos objetivos. La mayor parte del trabajo publicado ha consistido en la comparación de un puñado de fotos o videos de unos pocos lanzadores con un estándar determinado subjetivamente. Esto no disminuye el valor del estudio científico del tema por parte de investigadores como el Dr. Glenn Fleisig del American Sports Medicine Institute. Estos investigadores han contribuido en gran medida a nuestro conocimiento de la cinemática y la cinética de lanzamiento, y varios clubes han aprovechado esta investigación hasta cierto punto”

Lee en este enlace su escrito si gustas

Ahora bien, las grandes ligas tienen la tecnología para hoy día saber esto con más detalles, sin embargo, tu y yo quizás no usamos esa tecnología, esto nos obliga a una sola cosa, enseñar bien en función de las recomendaciones de las investigaciones, pero sobre todo por la lógica.

Consideraciones

  • Soltar la pelota literalmente al frente de tu cuerpo es complicado, entiéndase al frente el momento en que la mano ya está en línea recta con el home.
  • Lanzar recta o quebrados puede que cambie ligeramente el ángulo y lugar de liberación de la pelota.
  • La inclinación del montículo puede generar cambios en tu flexión del tronco y por ende la liberación de la pelota.
  • Los pitcher de brazos largos tienen movimientos más amplios que los de brazos más cortos, generando facilidades para unos ángulos diferentes al pitcher de brazo más corto.
  • La flexión del codo justo antes de lanzar la bola acelera o retrasa la salida del brazo al frente, cambiando el ángulo y momento de liberación de la pelota.
  • La velocidad con la que rotan tus caderas y tronco, más la distancia de paso hacia el home pueden acelerar tu cuerpo al frente y modificar tu ángulo de liberación.
  • La fatiga limita la movilidad y la movilidad cambia el ángulo de liberación de la pelota.
  • Pitchar de frente o de lado puede variar la velocidad del movimiento del cuerpo y con ello el ángulo de liberación de la pelota.
  • El mal manejo de la cabeza y cuello puede variar los ángulos de liberación de la pelota.
  • La intención de localización de la bola y donde te pares en el montículo (centro, derecha, izquierda), puede cambiar tu ángulo de salida de la pelota.

En conclusión

El lanzamiento es una acción rápida, donde tu cuerpo se va agrupando en partes que luego se van desagrupando, por ejemplo, cuando el pitcher sube la pierna en su wind up se agrupa, luego esa pierna se aleja, cuando abre los brazos, su pecho se abre, pero cuando lanza se agrupa su pecho.

En función de lo mencionado anteriormente hay que fortalecer la capacidad de estirar el músculo por un lado y por otro la capacidad de contracción rápida del mismo (pliometría, fuerza elástica explosiva), ya que estirar lo más que puedas y agruparte lo más rápido posible es el objetivo.

Cómo enseñar

Enseñar a los niños el calentamiento del brazo en fases es la mejor manera de hacerles llegar el mensaje de las opciones que tienen de usar su brazo, por ejemplo:

  • Páralo con piernas paralelas, que lance a diferentes marcas del pelotero, hombro derecho, izquierdo, abdomen, cara, gorra, cintura, etc. Evalúa donde de forma natural lanzó más duro, puedes filmar esto para verlo mejor luego.
  • Páralo de lado y realiza la misma operación de los lanzamientos, sin dar pasos.
  • Páralo de lado y realiza la misma operación de los lanzamientos, ahora sube la pierna y luego la apoya.
  • Páralo de lado y realiza la misma operación de los lanzamientos, ahora sube la pierna y luego la apoya, pero le varias la distancia del aterrizaje del pie.
  • Páralo de lado y realiza la misma operación de los lanzamientos, ahora con pasos naturales del niño.
  • Páralo de lado y realiza la misma operación de los lanzamientos, ahora con pasos a diferentes velocidades.

En la medida que cambies los estímulos y las acciones motrices del niño, tu irás viendo donde rinde mejor, en qué ángulo, la misma naturaleza de su aprendizaje aparecerá y te dará el fruto buscado, ya cuando esté más grande hará otros ajustes cuando la fuerza sea mejor, su relación mano pelota, las repeticiones perfeccionen sus acciones, pero habrás ganado algo que no tiene precio, que el niño conozca su cuerpo, lo que es capaz de hacer y reconocer cómo lo hace.

Recuerda que lanzar no es una receta única, hay muchos estilos de hacerlo, muchos jugadores preparan su cuerpo para lanzar de maneras poco cómodas o comunes, la genética de sus estructuras óseas, ligamentos y tendones, si ya hay operaciones o no, todas las variables influyen.

Trata de mantener un plan de lanzamiento progresivo, de cantidad de pelotas y distancias, fortalece con ligas y pesas y nunca dejes de trabajar la movilidad.

Lo mas vendido en Deporte

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: