Blog – Camino a las Granes Ligas

General

Las prácticas de béisbol para los pitchers, la parte ingrata del trabajo

3 Recomendaciones para Entrenadores de Béisbol Menor

Los pitchers en 3 horas de practica son útiles menos de una hora, calientan con el equipo, calientan brazo, rutina de lanzamiento, si hay jugadas bien y si no, a recoger pelotas de la práctica de bateo, hablar un poco y quizás en un día malo amargarse la vida pensando en cuando van a terminar de recoger pelotas.

Para aprovechar el tiempo te recomiendo

  1. Que empiecen con el equipo pero que hagan su trabajo de ligas y calentamiento del brazo como debe hacerse, con un plan y objetivos.
  2. Durante la práctica de bateo alterna los grupos para la preparación física.
  3. Hablar con los pitchers uno a uno según pueda

Que empiecen con el equipo pero que hagan su trabajo de ligas y calentamiento del brazo como debe hacerse, con un plan y objetivos.

Muchas veces el entrenador está pensando en la ofensiva y mejorar el bateo, el juego lo gana quien hace más carreras, sin embargo, esa premura de calentar rápido los brazos deja por fuera la fortaleza y preparación de los lanzadores, realizar una rutina semanal y mensual que oriente a los lanzadores a realizar calentamientos de calidad incluso antes de la práctica, garantizará que su brazo es sano.

Incluye en la rutina ejercicios de movilidad, ejercicios de liga, rutinas con mancuernas, deja claro las series y repeticiones de cada ejercicio, puedes meter ejercicios de zona media incluso. Si bien estas rutinas se consideran para lanzadores no le hace mal a ningún jugador del equipo, al contrario, un brazo sano en cualquier posición vale oro.

Esto hará que los pitchers trabajen a su ritmo, con más concentración, pausas, correcciones y ajustes de su mecánica, sus necesidades son diferentes y deben tener el espacio y tiempo para cubrirlas.

Durante la práctica de bateo alterna los grupos para la preparación física.

Cuando empieza la hora de batear divide el grupo de lanzadores, depende de la cantidad, puede ser 2 o 3 grupos y los que hicieron bullpen es un grupo especial.

Un grupo puede adelantar el trabajo físico de carreras, sprint, trote, o lo que le correspondan en función del plan, el resto ayuda a recoger pelotas. Si tienes gimnasio puedes mandar un grupo al gimnasio a ejercicios puntuales, un grupo corre y el otro recoge pelotas.

La idea es que no sientan inútiles recogiendo pelotas y más nada.

Hablar con los pitchers uno a uno según pueda

Los pitchers necesitan escuchar que van bien, a diferencia de un jugador de posición que juega a diario, puede irle mal pero reponerse al otro día, mientras un pitcher no tiene esa opción muchas veces.

Es importante tenerlo concentrado, confiado y con el autoestima alta, lanzar tiene sus días donde la pelota es tu amiga o tu enemiga en algunos pitcheos, su ubicación, comando y efectividad con los bateadores.

Es necesario que te acerques a saber como se sienten, dentro y fuera del campo, esa interacción puede cambiar el día para ellos y sería a favor del equipo cuando logramos sacar al jugador de los enganches mentales negativos.

El deporte es mental en alto porcentaje, la manera de ayudar es mediante las palabras correctas en el momento justo, para ello debes volverte un experto en lenguaje corporal y empatía con tus jugadores.

Nos vemos en mi canal

Lo mas vendido en Deporte

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: