Blog – Camino a las Granes Ligas

General

Cronometra tus Entrenamientos

En la velocidad el tiempo lo cambia todo y las 60 Yardas no se escapan de esto.

Hay mucho entrenamiento no cronometrado que dice llamarse de velocidad, y se habla de porcentajes sin tiempo, basándose en sensaciones del día y la idea de lo que puedes dar y cuánto te reservaste. No se corre con la intención y el foco de la intensidad usando el tiempo que es el indicador real de la intensidad de tu velocidad.

Mejorar tu velocidad requiere entrenar y controlar de manera individual las cargas de entrenamiento, las necesidades para cada pelotero son diferentes.

Las series, las repeticiones, el descanso, son variables que favorecen el mantenimiento de la velocidad máxima, que finalmente es la que quieres mejorar y la debes entrenar, si aparece el cansancio y sigues haciendo sprint, vas a mejorar otra velocidad que no es la máxima.

Si bien los niños pueden mejorar con entrenamiento de resistencia la velocidad, es decir, hacer sprint con sensaciones medias y altas de fatiga, al final estarás entrenando una fibra que a largo plazo no te ayudará a mejorar la velocidad. Por otro lado, con carreras a velocidades intermedias pueden mejorar, pero igual se repite que la mejora tiene un techo bajito con este concepto.

El sprint que haces en 60 yardas, si bien es una prueba, el sprint en sí mismo es una herramienta de entrenamiento, y debemos asegurarnos de que la herramienta sea parte del programa de velocidad. Debes ajustar porcentajes por semana, subiéndolos y bajándolos, según los autores debes estar entre 85-95 por ciento de tu velocidad máxima.

En el caso de los niños debes prepararlos para ello, por eso la importancia de mejorar su coordinación, movimientos y desplazamientos, aceleraciones, frenados y gestionar en espacios reducidos su cuerpo. Fortalecer con peso corporal, bandas de resistencia y por qué no, con pesas adaptadas a sus posibilidades.

Te recomiendo que entrenes sprint en distancia cortas, 5-10 metros, luego subes y puedes llegar a 20 metros, y por otro lado carreras largas de 120-150 metros donde mantengan una zancada amplia, mejoren técnica de carrera y mejoren su dominio corporal durante la carrera.

Las 60 yardas requieren que sepas acelerar y puedas mantener tu velocidad máxima el mayor tiempo posible, entrena a tu hijo así y verás que a los 15-16 no tendrás problemas con las yardas y el salto al béisbol profesional.

Al tener los valores de su carrera al 100%, podemos sacar porcentajes, el usar sensores de velocidad genera confianza y estimula al jugador a esforzarse en hacer el trabajo.

Visita mi canal de Youtube

Lo mas vendido en Deporte

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: