Blog – Camino a las Granes Ligas

General

Como establecer los objetivos de entrenamiento de tu hijo

Bien, dándole continuidad al paso 1 en el escrito anterior, ya tienes el calendario que te ubicara en tiempo y espacio para comprometerte con tus objetivos relacionados al béisbol y las mejoras en la preparación física.

Ahora toca determinar que harás en ese tiempo.

Establecer objetivos representa un reto que debe ser mensurable, palpable, realizable y sobre todo motivante. En este sentido, recomiendo que las ambiciones las dosifiques en pequeñas dosis de adrenalina para no causar desmejoras en la motivación y rayar en una posible deserción del deporte por interpretar que no “sirvo” para jugar béisbol si no logro los objetivos.

Para organizar mentalmente, emocionalmente y metodológicamente el proceso que llevaremos a cabo te recomiendo subdividir los objetivos en:

Objetivos Físicos: Relacionados con los componentes de fuerza, velocidad, resistencia, coordinación, flexibilidad, entre otros, y son los que nos competen en este escrito.

Objetivos Técnicos: Relacionados con las destrezas propias del deporte, aprender a fildear, aprender a desplazarse dentro del terreno, aprender a correr las bases, aprender a lanzar, aprender a batear, cada componente tiene sus ejercicios para su aprendizaje o desarrollo de rendimiento en ellos.

Objetivos Tácticos: Relacionados a cómo integrar las funciones de cada jugador en conjunto para lograr los objetivos del deporte, hacer la mayor cantidad de carreras, evitar que nos hagan carreras, para ello tenemos las situaciones de juego ofensivas y las defensivas, cada una con diversas características.

Objetivos Psicológicos: Relacionados a los procesos de pensamiento, tanto antes, como durante y después de la actividad deportiva, en etapas de entrenamiento, de juego y competencias de alto estrés competitivo como semifinales y finales. Obedecen al dialogo interno de duda o de confianza, el cual es reforzado por padres, familiares y entrenadores.

Objetivos Filosóficos: Relacionados a los elementos personales por los cuales prácticas y juegas un deporte, obedece a la vinculación emocional y espiritual sobre lo que haces, el mejor ejemplo es Karate Kid 1, invito a que veas esta película con tú hijo y te garantizo que veras muchos elementos para aprender.

Los objetivos que propongo son un modelo, influenciados por dos personas a las cuales respeto por su gran labor dentro del Futbol, los cuales me dieron varios años de aprendizaje. El Dr. Richard Páez (Exdirector Técnico de la Vinotinto, el Lic. Jorge Durán, Preparador Físico que estuvo a su lado en todo el proceso).

Separados y definidos los objetivos, toca ahora desarrollar cada uno en función de lo que deseamos. En vista de los antes mencionado, desarrollaré un ejemplo en los objetivos físicos, el cual servirá de ejemplo para usar el mismo método en los demás objetivos.

Objetivos Físicos:

Definir situaciones problemas para establecer los objetivos

Objetivos relacionados a la velocidad de carrera

Mi hijo coordina regular, bien o excelente

Mi hijo tiene una técnica de carrera regular, bien o excelente

Mi hijo tiene una velocidad por debajo, por encima o en el promedio del equipo

Objetivos relacionados a la flexibilidad

Mi hijo sentado toca las puntas de sus pies con facilidad

Mi hijo puede subir sus manos por encima de la cabeza con facilidad

Mi hijo puede tocar la mitad de su espalda con la mano

Objetivos relacionados a la resistencia

Mi hijo se cansa con facilidad en el entrenamiento diario

Mi hijo siente cansancio y deseos de ir a casa o no hacer nada al final de cada juego

Objetivos relacionados a la fuerza

Mi hijo puede lanzar la pelota a una distancia por debajo, por encima o en el promedio del equipo

Mi hijo batea la pelota a una distancia por debajo, por encima o en el promedio del equipo

Puede que su hijo tenga en términos académicos una letra “A” en más de una variable de las mencionadas, le invito a que las mantenga y las mejore, recuerde que está en constante crecimiento.

Puede que su hijo tenga letras por debajo de “A” en algunas variables, si es así, no se impaciente, un buen plan de entrenamiento puede corregir lo que hoy no luce en las expectativas deseadas.

No me queda más que invitarle a seguir con nosotros hasta la próxima entrega, donde continuaremos paso a paso con este proceso de planificación de las mejoras físicas de tú hijo, las variables mencionadas dentro de los objetivos pueden ser ampliadas por usted si así lo desea, la intención es que se te haga simple el aprendizaje para ti y tú hijo.

Disfruta del escrito anterior aquí o visita mi canal de Youtube

Un gran abrazo!

DEJA UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: